alucinadas, poemas, cuentos, microrrelatos, crónicas & demás... © copyright ® todos los derechos reservados

JUEGO DE BOLAS

Ya me cagué, caballero nomás, como hombre tendré que arreglarme este problemón, porque la gente del barrio ni cagando me va a ayudar, se cabrean todititos, aunque así digan que son mis patas, pues en una pelea todos se corren, ah, sí, menos el Chato, lo malo es que a él se lo bajan al toque de un solo combo, pero qué importa, yo solo resuelvo mi problema, total, yo solito fui quien le ganó al Sambo, cien lucas perdió el huevonazo, si es un pobre cojudo jugando minga, y así dicen todavía que es el mejor de allá de la Torre Negra, pobre huevones, los de acá, los de la Confusa, taqueamos mejor, y eso que yo no soy el más tiburón, porque por aquí hay hartos bravos, que participan en campeonatos y que hasta viven de sus apuestas, como el Chino, el Madu o el mismo Chato, que ya hubiese querido que hallase estado allá conmigo cuando le sacaba su mierda al sambito, para que me viera cómo metía mis bolones, porque cuando más gente rodeaba la mesa más bolas metía a las buchacas, para que aprendieran la verdadera calidad,
y todavía se las cantaba, bola una a la buchaca de la esquina, y la bola entraba, luego bola dos, bola tres y así todas se paseaban por el paño verde y entraban, facilito nomás le saqué su mierda al sambito, calladito lo fui dejando, y lo cagué, le cagué su vacilón a él y al Chingolo, porque ya habían acordado mitadita repartirse las ganancias, la vaina era buscarse uno papaya, un pobre huevón como dice el Chingolo, que se encarga de todo eso para luego hacerlo jugar con el Sambo, pero se cagaron, les gané, sí, a los dos, al sambito y al traidor del Chingolo, porque para concha ese huevón es de acá del barrio, solo que baja para la Torre Negra hace más de un año para comprar pasta, y ahí fue como se hizo conocido entre todo los pasteleros del billar, que, según ellos, con lo que me iba a ganar el Sambo, pensaban negrearse toda la noche, como me contó el Pavo Zileri antes de jugar, oye broker, ten cuidado, he escuchado esto, me dijo, y yo, gracias Pavo,
como en el cole, una con otra, después te doy tu parte, pero él, no, manito, así nomás, cágales el vacilón nomás, puta pero qué bien que les cagué, aunque ahora me dé pena el Chingolo, porque cuando el sambioto ya se notaba perdido lo miraba todo furioso, con una cara de mierda, como diciéndole ya vas a ver cholo de mierda, estoy perdiendo por tu culpa y no te vas a salvar de ésta ni cagando, mientras él se arrinconaba cada vez más, asustadote, y sin decir ni jota, pensando quizá cómo se excusaría para rogarle que él no tenía la culpa, Sambo, yo solo lo vi jugar una vez, te lo juro, por mi madrecita, esa vez jugó con un chatito de porquería, mayor que él todavía, y le dio tanda, y se le notaba rapidito que era un pan con pavo, qué cague de risa, ya me alucino ya al cholito lloriqueando como siempre, tremendo mariconazo, lorna en el barrio y drogadicto por cojudo, por dárselas de maleado y de reconcha, pobre huevón, si la caca una vez que sale ya no se rehace, ya me imagino, tendrá que decirle al Sambo donde vivo, y como son unos picones, segurito dentro de un momento bajan a querer sacarme la mierda, igual nomás como ese compare que dicen que le ganó a uno de ellos solo diez lucas y lo reventaron ahí nomás en la puerta, en cambio, felizmente, para mi suerte, cuando yo ya salía del billar pasó un patrullero merodeando el lugar, y yo, ni huevón, subí al primer micro que pasó por ahí y me vine al toque al barrio, pero ahora estoy cagado, el Chingolo conoce mi casa y caballero nomás tendrá que decirle al Sambo donde vivo…
chucha su madre, la puerta… ah, uf, eres tú, Chato, pasa, pasa, ¿qué traes ahí, eh?, ah, buena voz, un martillo para romper algunas cabezas, y sí, pues, tú nomás, los otros se cabrearon, ya sabes cómo son, pero qué importa, yo me fajo al Sambo primero y si su gente se mete tú saltas, de paso le sacamos su mierda la Chingolo por traidor, no?, ¿qué? Has escuchado la puerta?, tal vez sean los del barrio que a última hora se han puesto bien machos, no?, ¿qué?, no son, puta madre, vamos nomás Chatín, caballeros nomás, por algo somos los únicos con las bolas bien puestas en este barrio…

No hay comentarios.:

índice

YO

Mi foto
Lima, Peru
® Todos los derechos reservados en contenido. Las fotos, algunas son mías y otras bajadas de la web, pero todas, al menos, tienen un trabajo de post-edición. No tengo inconveniente en que algún texto sea copiado, siempre y cuando se haga mención de la autoría y el link respectivo de la página.

visitantes

lectores...

Se produjo un error en este gadget.

FEEDJIT Live Traffic Feed